El Grupo de Trabajo sobre Epidemias de ASHRAE emitió una declaración actualizada sobre la transmisión aérea del SARS-CoV-2 en los edificios, en forma de guías descargables.

En un comunicado, ASHRAE declaró lo siguiente: “La transmisión aérea del SARS-CoV-2 es significativa y debe controlarse. Los cambios en las operaciones del edificio, incluida la operación de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado, pueden reducir la exposición al aire».

¿Cómo sucede la transmisión?

Los patógenos que causan enfermedades infecciosas se propagan desde el huésped primario a los huéspedes secundarios por varias rutas diferentes. Ante esto, se sabe que algunas enfermedades se propagan por aerosoles infecciosos; en el caso de otras, la ruta de transmisión es incierta.

El riesgo de propagación de patógenos y, como consecuencia, el número de personas expuestas puede verse afectado tanto positiva como negativamente por los patrones de flujos de aire en el espacio ocupado y por los sistemas de HVAC (climatización) y de extracción local.

ASHRAE es el líder mundial y la principal fuente de recursos técnicos y educativos sobre el diseño, montaje, funcionamiento y mantenimiento de estos sistemas. Aunque los principios que se examinan en las guías señaladas se aplican principalmente a edificios, también podrían aplicarse a otros entornos ocupados, como aviones, trenes y automóviles.

Riesgos en áreas de interiores

Este comunicado reemplaza la declaración de abril de 2020 que decía que la transmisión aérea era «suficientemente probable» como para tomar precauciones.

En ese momento, tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), sostuvieron que la transmisión del SARS-CoV2 era por modos de gotitas y fómites, no por el aire. Posteriormente, ambos han reconocido el riesgo de transmisión aérea en interiores.

“Esto puede parecer un pequeño paso, pero creemos que es importante no dejar dudas sobre nuestra posición, dado el silencioso apoyo a la ventilación y la filtración como herramientas importantes en el esfuerzo por detener la pandemia, de algunas organizaciones que deberían estar liderando más fuertemente ”, dijo William P. Bahnfleth, Ph.D., PE, presidente del Grupo de Trabajo sobre Epidemias de ASHRAE.

Guías anti-Covid para climatización

El Grupo de Trabajo sobre Epidemias de ASHRAE ha estado desarrollando y difundiendo directrices para el control de la transmisión aérea del SARS-CoV-2 desde su formación en marzo de 2020. Como resultado, ha creado estas guías disponibles en inglés, español y portugués.

“Los voluntarios de ASHRAE han desempeñado un papel muy importante en la evaluación de la evidencia y el desarrollo de una guía detallada para mejorar la calidad ambiental en interiores”, dijo Bahnfleth. «El público, a nivel mundial, se está beneficiando de los esfuerzos voluntarios de algunos de los científicos e ingenieros más expertos en nuestro campo y esta guía actualizada es una prueba de ello».

 

 

 

 

Las guías descargables fueron traducidos al español, y las tiene disponibles aquí:

Para ver la declaración de transmisión aérea completa y otros recursos de COVID-19, visite este enlace. Las preguntas específicas sobre la orientación del Grupo de trabajo sobre epidemias se pueden enviar por correo electrónico a covid-19@ashrae.org.

Apoyo a la investigación

ASHRAE seguirá apoyando los proyectos de investigación que permitan el avance y desarrollo de los conocimientos sobre gestión del aire interior destinados a reducir el riesgo de exposición a aerosoles infecciosos.

Entre estas estrategias de ventilación, las principales son: la dilución, los patrones de flujos de aire, la presurización, la distribución y control de la temperatura y de la humedad, la filtración y otras estrategias tales como la radiación germicida ultravioleta (UVGI).

Si bien el nivel exacto de eficacia de ventilación variará según las condiciones locales, ASHRAE considera que estas técnicas, cuando se aplican correctamente, pueden reducir el riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas a través de aerosoles.

Para especificar mejor los niveles de certeza en la política de los posicionamientos de ASHRAE, hemos optado por adoptar la rúbrica de la “Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ)” para expresar la certeza científica detrás de nuestras recomendaciones. (Burns et al. 2011).

Fuente: ASHRAE

Share This