Willis Haviland Carrier es el padre del sistema moderno de refrigeración y aire acondicionado. ¿Qué lo inspiró a hacer un descubrimiento tan singular? ¿Fue la invención solo un accidente o se hizo en el proceso de resolver cierto problema mecánico?

La invención del aire acondicionado

Su descubrimiento ha sido comparado con otros inventores como Thomas Alva Edison y los hermanos Wright. Cada episodio de su vida y carrera presenta la imagen de “Carrier”, el hombre, el ícono, el genio y el líder.

Desde joven, Willis jugaba felizmente a juegos orientados a la mecánica y disfrutaba ensamblarlos y arreglarlos. Quizás, sus habilidades inventivas y mecánicas fueron heredadas de su madre, ya que fue Elizabeth quien arregló y reparó relojes familiares, máquinas de coser y otras máquinas domésticas.

Willis era un estudiante serio que trabajaba duro durante el día en la granja de su padre y a menudo quemaba el aceite de medianoche resolviendo problemas de matemáticas. Ganó una beca estatal y fue admitido en la Universidad de Cornell para estudiar Ingeniería Mecánica.

A Willis le ofrecieron un trabajo como ingeniero en Buffalo Forge Company en Nueva York. La empresa se dedicaba al sistema de calefacción, secado y tiro forzado.

Su talento era tal, que estableció el primer laboratorio de investigación y desarrollo del mundo, en la industria de HVAC (calefacción, ventilación, aire acondicionado). Tenía solo 25 años.

Así nació la Carrier, empresa líder mundial

Inventó el aire acondicionado moderno en 1902, y su ambición para perfeccionarlo fue tan grande, que dejó la empresa y fundó su propia compañía con 7 colegas, la llamó la Carrier Engineering Corporation, que trajo consigo muchos inventos más.

Se dice que gracias a sus invenciones el mundo avanzó a pasos agigantados, gracias a su poder de innovación en áreas como la medicina, el transporte y más.

Innovaciones introducidas por Carrier

Desde la invención de las primeras salas de incubación para bebés, hasta el avance en el transporte y conservación de alimentos almacenados en frío… La vida, desde 1902 hasta hoy, ha sido muy diferente gracias a los aportes de Willis Carrier.

Antes, el sector industrial resultaba improductivo cuando no se podía controlar la temperatura interna de los espacios. El calor disminuía la productividad de los empleados y, en muchos casos, estropeaba la materia prima y/o los productos, lo que dificultaba almacenarlos.

La invención del aire acondicionado ayudó a mejorar estos aspectos en muchos sectores, desde la industria alimentaria hasta el ejército, que gracias a la contribución de Willis a la Segunda Guerra Mundial, incluyó la refrigeración que aseguró la entrega y el almacenamiento seguros de los alimentos perecederos que se servían a los soldados del ejército ubicados a 9.000 Km de su casa.

Piénsalo ¿hay algún sector donde no esté involucrado el aire acondicionado hoy en día?

El impacto demográfico

El aire acondicionado no siempre fue económico, pero hubo un sector que sí que apostó por él desde el principio: las salas de cine.

En épocas de mucho calor, las visitas al cine y al teatro iban a picada: eran espacios cerrados demasiado calurosos. La instalación de sistemas de climatización disparó sus visitas y se convirtió en una herramienta de marketing por sí misma.

Gracias a los avances tecnológicos, la industria se democratizó, haciendo que la adquisición de un aire acondicionado fuese más asequible. Esto hizo que zonas poco pobladas (debido al clima) comenzaran a verse atractivas para mudarse, permitiendo una movilidad a otras partes del mundo.

A la vez, también tuvo su impacto en la tasa de natalidad, como lo demuestran los gráficos del video.

¿Conocías todo el aporte que logró el aire acondicionado en la humanidad?

Share This